Publicaciones etiquetadas con: Jerusalén

Cementerio griego-ortodoxo de Jerusalén

 

 

Un buen día, paseando con un amigo por el monte Sión en Jerusalén, nos encontramos abierto el cementerio ortodoxo. La visita me marcó tanto que decidí ir más a menudo, esta vez equipado con la cámara de fotos.

 

SONY DSC

También hay vida en la casa de la muerte

 

En este cementerio están enterrados cristianos de rito ortodoxo, por lo que se pueden ver lápidas en árabe, griego, ruso, rumano, etc… Pero de manera diferenciada, en un cercado un poco aparte, se encuentra el clero griego, como si incluso después de la muerte quisieran dejar claro su papel exclusivo en la comunidad.

 

SONY DSC

Monja griega visitando la tumba de una correligionaria fallecida en el 2014

 

Lo que más me llamo la atención de las tumbas griegas (no todas de cargos eclesiásticos) es, sobre todo en las más antiguas, su afán por dejar constancia de sus hechos en vida, quizás, como cualquier ser humano querría, para evitar ser olvidados. Por eso os traigo aquí unas pocas traducidas al español, escritas en una lengua griega muy arcaica (incluso imitando en ocasiones alfabetos arcaicos) y que poco tiene que ver con el idioma hablado hoy en día en Grecia.

 

SONY DSC

Restos de una cruz perteneciente a la tumba de una monja

 

  1. La primera lápida es una de las más bonitas, tanto por sus caracteres (sus letras redondas y minúsculas parecen estar escritas por una pluma más que por un cincel) como por su vocabulario. Vamos, que así da gusto morirse.

La lápida sobre la cual tu curiosa mirada cae,

oculta, huésped, el cadáver del anciano originario de Chipre,

el reverendo Patriarca Petras, hijo de Melecio.

Imitador de Cristo, misericordioso, simple y gentil;

quien, tras haber servido sesenta años fielmente

a la Madre de las Iglesias, fue llorado a su muerte

como a un hijo por el clero y el pueblo, a una sola voz, en diferentes lenguas,

por los locales, por los extranjeros y principalmente por los rusos.

Y decoró la tumba la generosidad de un varón

con la congregación del Santo Sepulcro a la que pertenecía

como sacerdote de Tiberíades. Honrando el Pastor Nectario,

el insigne recuerdo del divino ante el Padre.

Descansó en el Señor en el año de la Salvación

1867 del 26 de diciembre.

 

  1. La particularidad de esta segunda lápida, dedicada a un arquitecto, radica sobre todo en la manera de componer gráficamente la lápida. En ella se usa un alfabeto griego que intenta imitar al griego arcaico, sobre todo la sigma (Σ) y que podemos ver también en la Tumba del Soldado Desconocido frente al Parlamento de Atenas. También se conservan (a propósito o no) los trazados que conservan la rectitud de las líneas.

Aquí yace el capaz arquitecto, de profunda vejez, de la comunidad,

quien, habiendo santificado a Dios siendo él mismo todavía un siervo

de Teódoco, llevaba hacia la luz a la augusta tumba,

y por ello, cuando murió Simeón, fue llamado. Y tras haberse consumido,

a su protector Abramio, en señal de consideración,

le colocaron sus familiares esta lápida.

Nació en Madito en el año 1806

y falleció el 15 de septiembre de 1898.

SONY DSC

SONY DSC

Cruz sobre la inscripción

 

  1. Esta me ha costado especialmente traducir, sobre todo las últimas dos líneas. De hecho ni siquiera está claro a quién pertenecía (hay una última línea que es casi imposible incluso de transcribir). Aun así la lápida en sí y el texto son bastante bellos.

Detén el camino, espectador, ante esta tumba,

la que esconde en ella el cuerpo del reverenciado

y piadoso varón y realmente amigo de sus correligionarios,

y habiendo servido desde joven al trono del amado de Dios,

Cirilo, criado por las Musas, pastor augusto

y apreciado entre sus hermanos por su virtud.

Y como glorioso vástago de Bigas tomaba asiento el sumo sacrificador

eternamente en los cielos, un registro como ciudadano.

(…)

SONY DSC

SONY DSC

El mármol está bastante deteriorado, de hecho el color blanco de en medio es el color original…

 

  1. En esta lápida vemos a un dragomán (ya solo el nombre impone), un intérprete de época turca con grandes privilegios dentro de la administración y conocedores de varias lenguas (posiblemente de ahí que se haga tanta referencia a la inteligencia en su lápida). Este colectivo llegó a estar constituido por auténticas dinastías familiares, sobre todo griegas, y a pesar de que este grupo étnico decayó en importancia a raíz de la independencia de Grecia en 1821, podemos observar con este ejemplo que la presencia griega entre los dragomanes no desaparece durante la presencia turca en Oriente Medio.

Contemplando esta tumba, huésped, recuerda a Ananías

Alexandridou, monje de la cámara del intelecto.

Poseyendo el suministro de la fuerza, la inteligencia,

consiguió el cargo de dragomán (traductor), destacando en él,

y ejerció honorables servicios más allá del mismo

en los que siempre brilló la luz del entendimiento.

El fervor ordenó su día a día

y en paz cayó su cuerpo terrestre,

pero su alma se glorifica rampante en los cielos.

Por ello, ante el Creador, vuelve henchida.

Nacido en Prusa

en 1838,

descansó junto al Señor

el 11

de marzo de

1911

SONY DSC

Tumba de Ananías.

SONY DSC

Detalle de parte de la inscripción.

 

  1. En este caso, Ana, originaria de Creta (“la isla heroica”), parece que no murió en Jerusalén, sino en un barco, y que sus compañeros de travesía la trajeron a este lugar (eso sí que es compañerismo), mientras que su hijo, al que parece que no veía desde hace tiempo, se encargó de la lápida. Lo curioso de esta lápida, aparte de su vocabulario, es también su alfabeto, que imita el alfabeto griego arcaico (y cuando digo arcaico me refiero a hace más de veinte siglos), sobre todo se aprecia en las letras pi (Π), sigma (Σ) y theta (Θ), mientras que otras son más modernas, como la ligatura entre ómicron (Ο) e ípsilon (Υ), o la forma de la omega (Ω). También contiene una imagen grabada (¿el alma de la difunta?) con la inscripción “Eurípides lo hizo”, como antiguamente se hacía también en la cerámica griega.

Abandonó la isla heroica (Creta)

la que es saludada junto a esta tumba, echado en falta

Ana al hijo de Jesús, a Joaquín,

hasta su grisácea vejez.

Los píos compañeros de viaje enterraron a la difunta

cuando surcaba los mares en una nave, como extranjera en tierra extranjera.

Y el hijo, en agradecimiento a su memoria,

levantó esta lacrimosa sepultura.

Eurípides

lo hizo

Saliendo de Creta,

falleció septuagenaria en el año 1883

SONY DSC

Actualmente de la tumba solo se conserva la lápida

SONY DSC

El alfabeto es una imitación del griego arcaico con rasgos modernos.

 

  1. El cementerio tampoco es la panacea en cuanto a limpieza, para que nos vamos a engañar, sobre todo porque tiene varios pinos, así que si no se limpia de vez en cuando todo queda lleno de las agujas de este árbol (y esta tumba además tiene botellas de plástico que me imagino que no fueron usadas por los difuntos). Lo particular de estas dos tumbas gemelas es que pertenecen a dos hermanas hijas de Demetrio Cantopoulou (según las lápidas se trataría de una familia noble de Rodas), fallecidas ambas muy jóvenes por enfermedad. Siempre es triste ver tumbas infantiles, y en este caso también lo es ver su abandono. Como si no hubieran tenido suficiente que padecer en vida…
María, joven hija de doce años de Demetrio

Cantopoulou, vigorosa descendencia de Rodas.

Criatura hija de las Gracias, orgullo del hogar patrio.

Aquí fue enterrada, ¡ay de mí!, tras haber caído víctima de una salvaje enfermedad.

Y sus desconsolados padres, como recuerdo de su afección y anhelo,

construyeron esta sepultura para su querida difunta.

 

Nació el 20 de noviembre de 1883.

Falleció el 30 de julio de 1895.

Evangelia, querida hija doncella de Demetrio

Cantopoulou, noble linaje de Rodas,

de catorce años, gran orgullo de la casa.

Aquí yace, ¡ay de mí!, tras haber caído víctima de una salvaje enfermedad.

Y los afligidos hermanos, como recuerdo de pena y lamentos ante su hermana, levantaron esta sepultura.

 

Nació el 24 de marzo de 1891.

Falleció el 9 de abril de 1905.

SONY DSC

Para que os hagáis una idea, la parte marrón de la tumba de la izquierda era una alfombra de restos de pinos que tuve que limpiar para poder leer la inscripción.

SONY DSC

Detalle de uno de los ángeles grabados sobre la lápida.

 

  1. Esto ya era el colmo. Cuando pase junto a este pilar, me imaginé que habría algo en el suelo, debajo de una espesa alfombra de agujas de pino y maleza. No me equivoqué y tras media hora limpiando la tumba y pinchándome con ortigas (hubiera matado por una escoba), apareció esta bella lápida, que viendo los halagos que en ella se vierten al difunto, debió de ser compuesta por alguien que le echó mucho de menos.

Esta frugal lápida oculta a al retoño de

Cefalonia, Jorge, conocido como Serdes.

Fue un buen hombre e ingenioso, recto en sus costumbres,

buen conocedor del noble arte de los fármacos.

Y habiéndolo ejercitado en Palestina durante largo tiempo,

sucumbió tras caer víctima durante años de una terrible enfermedad.

Nació el 23 de agosto de 1828.

Murió el 22 de febrero de 1892.

SONY DSC

Lápida y pilar. Este último tiene grabado una gamma (de Γιόργιος o Jorge) y por detrás una sigma (de Σέρδης, Serdes).

SONY DSC

Detalle de la lápida. La espesa maleza que recubría la lápida no dejaba ninguna pista de lo que podía haber debajo, hasta que empezaron a aparecer las primeras letras…

 

  1. Esta última lápida parece estar reutilizada a pesar de la importancia de quien en ella está enterrado. De hecho, por la manera de encajar las letras en la lápida (fuera del espacio limitado para ello), ésta no debió de ser hecha para él. En efecto, fue hecha para el metropolita (alto cargo eclesiástico ortodoxo) Germano Bourlalides, fallecido en 1912, del que se habla debajo de la inscripción y que por su sencillez he preferido no traducir (de hecho hay también enterrado un tercero que parece ser también arzobispo y que murió en 1932). En resumen, un arzobispo enterrado en la tumba de alguien de rango inferior pero con una lápida bonita, por lo que decidió que compartir es vivir (lo siento, chiste malo).

Aquí yace el arzobispo de Sebastia,

Dositeo. La huesuda muerte golpeó prematuramente

en lo más profundo del corazón al Patriarcado de Jerusalén.

Por esto, fue sentida su pérdida como algo real e

irreparable, la de aquel que es digno de ser cantado.

Nació en Jerusalén en 1879.

Falleció en mayo de 1928.

(…)

 

SONY DSC

Detalle de la lápida. El texto de Dositeo es el que está en la parte superior. De hecho se puede ver como se sale de los márgenes e incluso se empezó en una parte que no era adecuada para meter un texto de tal magnitud. Por no hacer una tumba nueva….

SONY DSC

Detalle de la parte superior de la lápida. En el se ven la corona de espinas de Cristo, la cruz y el bastón con las dos serpientes, símbolo este último de los altos cargos eclesiásticos ortodoxos.

 

 

Categorías: Posts | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navidades 2014 – 2015

Sé que a estas alturas del año, hablar de la Navidad es un poco raro, pero no quería dejar aparte este tema sobre todo por los cambios que han acaecido desde entonces, así que esta entrada será un poco más personal de lo habitual (y disculpad por las fotos, porque la mayoría están hechas con el móvil y son de poca calidad).

CAM00539

¡Feliz Año Nuevo!

 

En diciembre, la Navidad se presentaba como una fiesta más en donde tendría vacaciones y podría descansar un poco del ritmo de las clases. Tampoco me iba a ver saliendo demasiado, pues el dinero se me estaba acabando y no encontraba trabajo, por lo que la austeridad parecía que iba a ser quien mandara esta vez.

Con este panorama, el 22 de diciembre se inauguró el encendido del árbol del barrio cristiano de Jerusalén, una costumbre venida de Estados Unidos en donde este hecho es todo un acontecimiento. Aquí ha calado bastante hondo y también se percibe como algo importante al que acuden muchas familias con sus hijos, de hecho además es una de las pocas veces en las que en las calles de Jerusalén aparece el sentimiento colectivo palestino y se les puede ver con sus tan famosos pañuelos a cuello, así como algún que otro símbolo de identidad nacional tan poco común en esta ciudad. La fiesta vino acompañada por un espectacular show de fuegos artificiales, pero no unos de esos cutres como los que se suelen ver por aquí, sino uno de verdad que casi hacía temblar los edificios.

CAM00414

Árbol de Navidad en el barrio cristiano de Jerusalén

También este año, como el pasado, la preocupación más importante que tenía el 31 de diciembre era encontrar las uvas. Pensando que tendría suerte y no me tendría que ir demasiado lejos, recorrí las fruterías árabes en busca de tan preciado objeto. Sin embargo, todo lo que pude conseguir fueron caras de asombro de los vendedores, sorprendidos de que alguien quisiera esta fruta fuera de temporada. Al final, como el año pasado, me tocó hacer un largo viaje hasta el mercado israelí de Mahane Yehuda, en donde, aunque no compres, al menos te puedes llenar el estómago con sus muestras gratuitas. El viaje no fue en balde y, aunque estaban caras (unos 8€ el kg) y no tenían el mejor aspecto del mundo, pude conseguir llevarme una caja. Por la noche, tras una vigilia en una iglesia hebreoparlante leyendo todo el evangelio de san Marcos en diferentes idiomas antiguos y modernos, me fui corriendo a casa casi sin darle importancia a que ya había entrado el 2015 en Israel. Al final pude llegar a tiempo para tomar las uvas a las 01:00 hora local (00:00 en España) viendo a Ramonchu con su capa en TVE1 y sin atragantarme. La verdad es que es algo a lo que se le da poca importancia (de hecho en España casi nunca tomo las uvas viendo ese canal), pero personalmente cuando estoy lejos recuerdo la infancia que pasé con Ramonchu: su capa en las campanadas, Qué apostamos, el Grand Prix… ¿Hay otra manera de empezar mejor el año?

CAM00536

La verdad es que al final las uvas estaban buenas aunque parecieran aceitunas…

Otro asunto importante fue el día de Reyes. Cierto que llevaba años sin celebrarlo en condiciones, pero este año merece un recuerdo como mínimo. Mis padres me enviaron desde España un paquete allá por noviembre con un surtido de ibéricos, polvorones, pantalones, calcetines, etc… El problema de mandar un paquete con productos prohibidos en la religión judía y musulmana (las mayoritarias de Israel) no es que te lo retengan en la aduana, te manden a prisión por contrabando y que te lo devuelvan al país de origen, sino tener semana tras semana la paranoia de que el paquete no llega porque y eso puede suceder. Bueno, pues ¿qué creéis que llegó el día seis de enero por la mañana? Exacto, el dichoso paquete.

CAM00544

Susodicho paquete. Lo bueno de que te revisen las cosas es que al final te lo dejan todo en mejor estado que como estaba antes, de hecho aquí sustituyeron unas cuerdas por unas cintas de plástico como dios manda.

CAM00545

Perdonad que no ponga en la foto los calcetines y los pantalones porque tuve que priorizar…

La verdad es que al final no he seguido el curso de los acontecimientos de manera temporal, pues me reservaba lo mejor para el final. Desde el 9 de diciembre conseguí trabajo como voluntario a cambio de cama y comida en el hospicio Saint Vincent de Paul en Jerusalén, a menos de 10 minutos de donde vivía antes. En realidad encontrarlo fue de chiripa (el típico amigo que conocía a otro que trabajó aquí), pero es de esas cosas de las que uno piensa que es de lo mejor que ha hecho en su vida. El trabajo consiste en asistencia a discapacitados mentales (y algunos también físicos) ayudándoles a hacer lo que tú, querido lector, haces con tu cuerpo: lavarlos, darles de comer, hacer actividades con ellos, etc… De hecho, no solo es el primer trabajo de todos en el que puedo decir que estoy aprendiendo algo del propio trabajo, sino que además, pasar las navidades con ellos y ver que eres tan importante para alguien es una sensación que recomiendo encarecidamente.

CAM00654

Antigua entrada principal del hospicio. Abajo en el centro estatua de San Vicente de Paul

CAM00472

Fachada principal con la bandera francesa arriba (vistas desde Mamila)

CAM00471

Iglesia principal del hospicio. Por fuera no parece gran cosa pero por dentro es bastante bonita. Actualmente solo se usa para la celebración del día de san Vicente

Aun así la verdad es que no es un trabajo fácil (por si a alguien se lo parecía), sobre todo cuando por la mañana, a las 6:30 de la mañana, lo primero que huelas sea el resultado de una digestión infructuosa, que uno se te escape, que otro haga sus necesidades en la ducha, que otro no se deje afeitar, que a otro no le guste la temperatura del agua, y un largo etc… Pero cuando a lo largo del día te das cuenta de que cuando te dan un abrazo, un beso, o simplemente intentan pronunciar tu nombre, te están diciendo tantas cosas sin decírtelas, sientes que merece la pena darles todo cuanto puedas y más. Por eso no sería justo irme sin agradecer todo esto a la orden de las Hijas de la Caridad y a todos los voluntarios y trabajadores que hacen que el día a día sea más fácil.

DSC01472

Vistas de Mamila del día de la última nevada desde el balcón del hospicio. Al fondo las murallas de la Ciudad Vieja.

Así que en esas estamos, no han sido unas navidades muy normales pero bueno, ¡seguro que costará bastante olvidarlas!

IMG_6011

Foto del equipo de voluntarios y trabajadores del hospicio en la fiesta de Navidad. Foto de Corentin Laurent

 

Categorías: Posts | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Las puertas de Jerusalén

Después de unas vacaciones en España, es de justicia dedicar este post a unas puertas que me han dado la bienvenida y que, aunque diferentes, tienen en común que siempre están abiertas a todo el mundo ¡y en este caso no ha sido menos! (con la curiosa excepción de la Puerta Dorada, que no hay manera de abrirla…).

 

SONY DSC

Puerta de Damasco en invierno de 2013

 

Puerta Nueva

Es la puerta más reciente de la Ciudad Vieja y está construida en su parte más elevada. Fue creada a finales del s. XIX por los turcos para darle una salida exterior al barrio cristiano, que hasta entonces carecía de puerta propia. Su estilo es bastante soso, aunque su manufactura, simple y con una pequeña curvatura en los bordes de la piedra, le da un toque sencillo y discreto a la puerta. Estuvo cerrada entre 1948 y 1967, durante las tensiones entre el gobierno jordano (que administraba la ciudad) y el israelí.

 

Nueva 2 (1890)

Puerta Nueva en la década de 1890. Fuente: Wikipedia

SONY DSC

Puerta Nueva durante la gran nevada del 2013

Sin embargo, a pesar de su pequeño tamaño, es una puerta muy transitada a diario, tanto por coches como por niños de los colegios cristianos situados en el interior. Es también una de las más usadas por los turistas y los francisanos, pues cerca se encuentra tanto la Custodia de Tierra Santa (regida por esta orden religiosa) como varios hostales y albergues de peregrinos.

 

Puerta de Damasco

Llamada así por estar orientada a esta ciudad siria, se encuentra en uno de los extremos del valle del Tiropeo, uno de los valles del interior de la Ciudad Vieja. Fue construida por primera vez por el rey Herodes Agripa I (10 a.C. – 44 d.C.) y reconstruida en el año 135 por el emperador Adriano, quien llamó a la ciudad Aelia Capitolina. Con este último, la puerta de Damasco alcanza su mayor esplendor, pues se crea como desembocadura de las dos principales avenidas de Jerusalén (hasta hoy en día) o cardines en latín, y siendo muy ricamente decorada. Tras la puerta, Adriano construye también una plaza con una gran columna en el centro coronada con una estatua de la diosa Victoria (de hecho, aunque dicha columna no existe hoy en día, gracias a ella la puerta de Damasco se conoce en árabe como Bab el-Amud o Puerta de la Columna). No sufre grandes cambios hasta la época del sultán turco Suleimán el Magnífico, quien le otorga la forma que tiene hoy en día, un fino ejemplo de la arquitectura otomana en la región. Es la única que conserva los restos de la puerta de hierro y madera (aunque nunca la he visto cerrada).

 

Damasco 3 (1856)

Puerta de Damasco en 1856. Fuente: Wikipedia

SONY DSC

Viernes en la Puerta de Damasco

Hoy en día confluyen aquí dos de las calles más transitadas de la Ciudad Vieja y que siguen los trazos de los cardines romanos: Tariq el-Wad y Suq Khan ez-Zeit. Es también una de las puertas más transitadas y con más afluencia de personas provenientes los viernes de los rezos en la Explanada de las Mezquitas, siendo también en sus alrededores el lugar en el que los comerciantes suelen poner sus tiendas a la manera del Rastro madrileño. También es muy usada por los judíos para ir al Muro de las Lamentaciones, sobre todo los procedentes de los barrios cercanos, como Mea Shearim. Debido a este tránsito de musulmanes y judíos por un mismo sitio, suele ser un lugar conflictivo en el que hay numerosos choques con la policia.

 

Puerta de Herodes

Llamada así porque se creía que en sus proximidades se encontraba el palacio de Herodes Antipas, uno de los que condenó a Jesús. Es también bastante nueva, pues data del periodo otomano, cuando Suleimán el Magnífico reformó y amplió las murallas. Su forma recuerda a la puerta de Yaffa: un casetón que sobresale de la muralla y en origen con un acceso lateral. Actualmente es otro de los accesos al barrio musulmán y a su puerta suele asentarse un pequeño mercado de fruta, así como furgonetas-taxi que te llevan a las zonas árabes por un modesto precio.

SONY DSC

Puerta de Herodes

Es un lugar bastante animado, pues en frente, fuera de las murallas, se encuentra la calle Salah-ad-Din (Saladino para los amigos), el centro neurálgico de la Jerusalén Oriental árabe. Además también es uno de los accesos más cercanos a la mezquita de Al-Aqsa, por lo que a pesar de su tamaño, es una puerta curiosa.

 

Puerta de los Leones

También conocida como Puerta de San Esteban por creerse falsamente que el convento de este santo se encontraba en los alrededores (se ha demostrado que está al norte de la puerta de Damasco); también es llamada en árabe Puerta de Santa María por una tradición que decía que la Virgen María había nacido cerca de esta. Sea como fuere, a día de hoy se la conoce sobre todo como Puerta de los Leones por las figuras que se encuentran en ella y que en realidad representan a leopardos. Estos animales fueron colocados por el sultán Suleimán en honor a al sultán mameluco Baybars, pues ellos representan las obras arquitectónicas construidas por este último, una manera pues que tuvo Suleimán de honrar a su antepasado. La estructura original en L del interior de la puerta fue desmantelada durante el Mandato Británico para facilitar el acceso a los vehículos al Hospicio Austríaco. También es conocida por ser la puerta por la que el ejército israelí consiguió entrar a la Ciudad Vieja durante la Guerra de los Seis Días (1967), provocando acto seguido que los propios soldados rompieran filas peligrosamente para ir corriendo llenos de júbilo a rezar al Muro de las Lamentaciones, ya que desde 1948 los judíos no tenían permitido el acceso al mismo.

SONY DSC

Puerta de los Leones

SONY DSC

A ambos lados de la puerta exterior se encuentran las figuras de dos pares de panteras.

Detrás de esta puerta empieza la Vía Dolorosa, el camino que según la tradición realizó Jesús durante su Pasión y que acaba en la iglesia del Santo Sepulcro. A ambos lados de la puerta se encuentran dos cementerios musulmanes de extensión bastante considerable y que tiene relación con la costumbre judía de situar los cementerios fuera de los muros de las ciudades (cosa que occidente tardó en aprender). A día de hoy es el acceso más cercano a la Explanada de las Mezquitas y por donde llegan los fieles venidos en autocares y de los barrios más orientales de ciudad.

 

Puerta de la Basura

Este nombre tan simpático posiblemente indica que esta puerta era usada para tirar los desechos provenientes del Templo en tiempo de Nehemías, aunque esta costumbre parece que siguió en práctica hasta hace poco. También es conocida por el nombre Bab al-Maghariba, pues era la puerta que daba acceso al antiguo barrio marroquí, situado alrededor del muro del Templo y que fue completamente derruido por los israelíes tras la guerra de los Seis Días. Actualmente es el acceso más cercano al Muro de las Lamentaciones y es el acceso principal para coches y autocares que llegan para acceder a dicho lugar sagrado.

Basura 2 (1940)

Puerta de la Basura en la década de 1940. Fuente: Wikipedia

En origen era más pequeña, pero fue ampliada bajo mandato jordano en 1952, aunque el toque final fue dado por un arquitecto israelí encargado de renovarla tras la captura de la ciudad en la guerra de los Seis Días. A pesar de ello aún conserva decoración original en la parte superior, así como una inscripción en árabe casi borrada y una estrella de David.

SONY DSC

Puerta de la Basura hoy en día.

Ya han puesto papeleras, por lo que ya no tiran basura por esta puerta.

 

Puerta de Sión

Es el acceso de la ciudad Vieja al Monte Sión, comunicando este con el barrio armenio y judío. Fue también construida por Solimán el Magnífico, como indica una de las inscripciones que se encuentra encima de la puerta. Asimismo este lugar fue testigo de feroces luchas entre israelíes y jordanos, que acabó en 1948 con el desalojo de israelíes del barrio judío, y finalmente con su reconquista tras la guerra de los Seis Días. Aunque después de los combates fue restaurada, aún se exhiben los agujeros de bala y metralla de los enfrentamientos que tuvieron lugar en la zona.

SONY DSC

Exterior de la Puerta de Sión. Los agujeros sobre la puerta son el recuerdo de los enfrentamientos originados en torno a ella en 1948. Estuvo cerrada hasta 1967, cuando fue reconquistada por el ejército israelí.

SONY DSC

Interior de la Puerta de Sión. Cada día, multitud de coches pasan por esta puerta.

El diseño de la puerta es muy parecido al de la puerta de Damasco, con un recorrido interior en ángulo para dificultar su toma por los atacantes. A pesar de lo estrecho del acceso y de una manera que supone un desafío a las leyes de la física, aún pasa tráfico rodado por esta puerta.

 

Puerta de Jaffa

Se la conoce con este nombre por estar en la ruta al puerto de Jaffa, mientras que en árabe se la conoce por Puerta de el-Khalil ya que también está en la ruta a Hebrón (el-Khalil en árabe). Fue abierta por el sultán Suleimán (con la típica entrada en forma de L y muy semejante en su forma a la Puerta de Herodes) durante las obras de restauración de la muralla de Jerusalén, quien parece ser que no quedó muy satisfecho con los trabajos y mandó asesinar a los arquitectos encargados de las obras por dejar fuera de las murallas al Monte Sión. Junto a la puerta se encuentran unas tumbas que se dice que pertenecen a estos arquitectos. A un lado de la puerta se encuentra también la fortaleza de la Torre de David, construida por el rey Herodes el Grande y que continuó en uso durante siglos. La muralla adyacente a la puerta fue abierta por el sultán Abdul Hamid en 1898 para permitir la entrada del cortejo del káiser Guillermo II (cuyo ego solo podía caber por una puerta de semejante tamaño).

Jaffa 4 (1898)

Desfile del káiser Guillermo II con el emperador a la cabeza. Fuente: Wikipedia

SONY DSC

Por la brecha abierta en 1898 pasan a día de hoy multitud de coches.

Hoy en día es, junto a la Puerta de la Basura, uno de los principales accesos usados por los judíos para ir al Muro de las Lamentaciones y al barrio judío por estar más cerca de Jerusalén Oeste. Su concurrencia y sus espacios abiertos hace que esté rodeada de bazares y librerías, además de ser un lugar en donde se suelen hacer múltiples eventos, como la maratón de Jerusalén, espectáculos de luces y eventos varios.

SONY DSC

Puerta de Jaffa a día de hoy.

SONY DSC

Arpista en el interior de la Puerta de Jaffa

 

Puerta Dorada

También conocida en hebreo y en árabe como Puerta de la Piedad. Sin embargo, el nombre de Puerta Dorada dista mucho de la realidad, pues de dorada tiene poco (aunque actualmente incluso tiene menos aún de puerta). En los Hechos de los Apóstoles se cuenta que Pedro y Juan curan a un cojo delante de la “Puerta Bella” o en griego horaia pyle. Tras la llegada de peregrinos de partes de Europa en donde se hablaba latín, estos confundieron al oído la palabra horaia (bella) con la latina aurea (dorada), que es como se la conoce a día de hoy.

SONY DSC

Exterior de la Puerta Dorada con el cementerio en el centro.

SONY DSC

Exterior de la Puerta Dorada. Aún se pueden intuir algunos detalles de la arquitectura original. La puerta que debió de haber en época del rey Herodes posiblemente se encuentre debajo de esta.

La puerta comunicaba antiguamente el Templo de Jerusalén con el valle del Cedrón al este, que ya desde el profeta Ezequiel y en otros textos sagrados judíos se percibía como una puerta con una importancia religiosa mayor que los demás accesos al Templo (cuyos restos aún pueden verse). Más tarde, en el año 631, el emperador bizantino Heraclio, tras haber rescatado la cruz en donde murió Jesús de manos de los persas, entró con ella en procesión por esta puerta, que pudo haber sido restaurada por el Patriarca de Jerusalén ex profeso. En la Edad Media circuló una leyenda que decía que cuando apareció el emperador ante la puerta, de repente descendieron unas piedras del cielo que la bloquearon, pero cuando el propio emperador se humilló ante las mismas, estas se abrieron ante él. Esta historia tuvo mucho éxito en una época en la que se abría dos veces al año para la celebración del Domingo de Ramos y la fiesta de la Exaltación de la Cruz. Tras la salida de los Cruzados de Tierra Santa, la puerta permaneció cerrada, hasta que Suleimán el Magnífico la selló por completo posiblemente relacionado con la restauración de las murallas de la ciudad. Este hecho, y el establecimiento de un cementerio justo delante de la puerta, alimento la leyenda de que los musulmanes la cerraron para siempre a que llegara el Mesías y pasara a través de ella.

SONY DSC

Interior de la Puerta Dorada. La forma de la puerta recuerda remotamente a los arcos del Triunfo de época romana.

SONY DSC

Aún se pueden observar (sobre todo en la parte interior) la calidad de los detalles arquitectónicos. En este plano se puede ver el gran tamaño de uno de los capiteles corintios a uno de los lados de la puerta.

Se puede acceder al lado exterior por el cementerio musulmán, quizás el lugar más tranquilo de toda la muralla. Para ver la impresionante estructura interna (seguramente hecha por artesanos griegos en el siglo VII) hay que entrar al recinto de la Explanada de las Mezquitas. A pesar pues de su poca accesibilidad y de tener a día de hoy poco de puerta, es sin duda una de las estructuras más bellas de la ciudad.

Categorías: Posts | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Semana Santa en Jerusalén

 

SONY DSC

En estas fechas me acuerdo de la semana santa en España, unos días en los que disfruto de unas vacaciones y un grupo de personas vestidas de nazarenos se dedicaban a hacer procesiones y otros a asistir a ellas. Algunos, los más afortunados, se iban a su vez a la playa a pasar los días y se libraban así de ver sus calles llenas de esta piadosa algarabía.

SONY DSC

Banda de scouts con la bandera pertenece al patriarcado griego. Algunas de las combinaciones de ropa recuerdan bastante a los gaiteros escoceses, aunque sin falda.

Esto cambia radicalmente en Jerusalén. Es cierto que las calles están llenas, es cierto que hay procesiones por doquier, es cierto que la gente se va a la playa (pues este año coincide con la Pascua judía o pesaj, por lo que hay vacaciones); pero aunque todo esto sea cierto, la diferencia con el resto del mundo es considerable. Os voy a contar pues mi propia experiencia estos días:

IMAG0501

Banda de scouts de los melquitas.

El Domingo de Ramos la ciudad (por supuesto la ciudad vieja, no la ciudad nueva a extramuros) empieza su semana santa. Las calles se llenan de scouts árabes desfilando con sus gaitas y tambores, con una estética que recuerda mucho a la Gran Bretaña victoriana. El resto de cosas (procesiones con las palmas y ambiente general) no os la puedo contar de primera mano, ya que, aunque cogí mi cámara en cuanto empecé a escuchar gaitas, me fui en seguida a ver un sacrificio samaritano junto a la ciudad cisjordana de Nablús (del que hablaré próximamente). Los siguientes tres días los pasé trabajando en casa e intentando disfrutar de las vacaciones, cumpliendo este objetivo con creces.

Sin embargo, para mí empezó verdaderamente la semana santa el Jueves Santo. Ese día tuve la oportunidad de ir a una iglesia maronita. Esta iglesia tiene sus orígenes en el Líbano arameo de los siglos IV-V y una de sus más llamativas características es que, a diferencia de otras iglesias de la zona de similar antigüedad, esta nunca se separó del pontífice de Roma, por lo que hoy en día se considera una iglesia católica. Además, como toda iglesia que se quiera considerar iglesia de importancia, también tiene su sede aquí en la ciudad santa, aunque en un espacio mucho más reducido que otras de la ciudad. Aunque conserva partes de la liturgia en arameo (siríaco), la mayor parte de la celebración se hace en árabe. Durante la celebración, la estética recuerda mucho a la católica romana, aunque los cantos, y muchos pequeños gestos (como el besado de los pies en el ritual de lavado de pies del Jueves Santo o la acción de dar la paz que la dan unos niños uno por uno a todos los asistentes), muestran al visitante el privilegio de estar ante uno de los ritos más antiguos del mundo.

IMAG0487

Interior de la iglesia maronita. Foto hecha desde el móvil

IMAG0490

Ritual del lavado de pies. Foto hecha desde el móvil

IMAG0493   El Viernes Santo decidí ir a una iglesia católica melquita. Son una de las iglesias de rito bizantino que se unió (en parte) a Roma en el siglo XVIII. Su nombre deriva de la palabra semita referida a rey, pues fueron conocidos como “reales” por su unión a la sede imperial de Constantinopla, a diferencia de las vecinas iglesias monofisitas, en las polémicas eclasiásticas del siglo V en adelante. Con el paso del tiempo, su lengua, que en origen era griego, fue cambiando dependiendo del territorio en el que se encontrara, reservándose el propio griego para momentos determinados de la liturgia. Aquí en Jerusalén es el árabe el idioma principal en la celebración, aunque de vez en cuando se entendían frases en griego. A diferencia de la iglesia maronita, esta es más importante entre la población local árabe, que llenó el templo hasta los topes.

IMAG0502

Procesión funeraria en memoria de la muerte de Jesús. Foto hecha desde el móvil

El hecho de que conserve una tradición bizantina le hace receptora de una muy fuerte personalidad, con más cosas en común con las iglesias ortodoxas que con las católicas occidentales. En primer lugar el templo está lleno de imágenes de santos en las paredes, así como imágenes de la vida de Jesús, con títulos en griego y en árabe; también hay un iconostasis con iconos de santos, entre ellos el del omnipresente San Jorge, con el que muchos cristianos de la zona decoran las fachadas de sus casas (aunque detrás del iconostasis no se realizó ningún ritual, como si es normal entre los ortodoxos). Otro elemento muy típico son las numerosas procesiones de los miembros del clero alrededor de los fieles, sobre todo con un incensario, lo que dota a la celebración de una gran solemnidad. Al final de la ceremonia se realiza una procesión con una gran cruz de madera con una coroza de espinas, guiada por una banda musical de los scouts y por los cantos de los fieles, seguida por un pequeño palanquín / sarcófago que representa la muerte de Jesús y al que la gente llena de flores. Toda la ceremonia fue presidida por el propio arzobispo melquita.

IMAG0494

Interior de la iglesia melquita durante la homilía. Foto hecha desde el móvil.

Instantánea 1 (22-04-2014 21-36)2   La misa de vigilia es tradición en el mundo católico celebrarla la madrugada del sábado al domingo desde que el Papa Pío XII la restauró a mediados del siglo pasado. Sin embargo, durante siglos, se celebró la mañana del sábado antes de que fuera cambiado. En el Santo Sepulcro, debido al status quo imperante y que hace imposible cualquier alteración de los acuerdos, no se ha cambiado esta ancestral costumbre. Por tanto, esta misa, que oficia el Patriarca Latino, es única en el mundo, y no solo por su horario, sino por celebrarse en el propio lugar que conmemora la resurrección de Jesús. Todas estas características deberían motivar un lleno absoluto de la iglesia por fieles católicos, pero en la realidad esto no es así; de hecho, la iglesia de mi barrio está más llena un domingo… Pero dejadme que os explique.

Instantánea 1 (22-04-2014 21-02)

Patriarca Latino. Foto hecha desde el móvil.

La misa empezaba a las 06:30 de la mañana, pero como no quería perderme tal acontecimiento (y pensando en las multitudes), decidí salir de casa antes de las 05:00. Sin embargo no fui el único que pensó en las multitudes, pues la policía israelí decidió establecer controles por toda la ciudad vieja, ya que los ortodoxos (cuya misa celebraban a las 11:00) querían ir cogiendo sitio seis horas antes (¡!). Al final, de la mano de algún franciscano que pasaba por ahí, conseguimos algunos pasar el control, aunque al final casi no dejan pasar ni a los oficiantes. Al final conseguí un buen sitio y pude seguir los oficios de cerca, aunque rodeado de escasa gente, debido a una combinación de horario, controles policiales y sobre todo a que cierran las puertas para que no entre la gente. Por lo que la misa, a la que una gran multitud de peregrinos católicos que abarrotan la ciudad querrían asistir, se quedó casi vacía de fieles. En fin, Jerusalén… La misa, que se hizo en latín, tiene como gran acto la ceremonia del fuego, en la que desde un cirio bendecido se van encendiendo las velas que cada uno de los asistentes hemos recibido previamente, ceremonia que es también tradicional en el mundo cristiano en general, sobre todo entre los ordodoxos.

IMAG0505

Interior de la iglesia del Santo Sepulcro. La estructura de la derecha conmemora el lugar de la resurrección de Jesús. Foto hecha desde el móvil.

SONY DSC   Por tanto, tras salir de la misa (mucho más fácil que la entrada), pensé que ya se habría acabado la Semana Santa para mí, así que decidí descansar el resto del día. Sin embargo, ya casi al final de la jornada, me convencieron para ver un desfile en el monasterio etíope del techo del Santo Sepulcro, ya que en un principio solo sería una hora (las celebraciones ortodoxas tienden a extenderse y pueden durar horas). Una vez llegado al sitio (pues en los controles la policía facilitaba más el acceso a los blancos que a los propios etíopes), vimos un gran número de etíopes con pañuelos blancos alrededor de la pequeña cúpula central del monasterio. Es curioso, pero uno tiende a pensar que los etíopes son negros de un color muy oscuro, sin embargo, de manera general, son de un color marrón más claro y con las facciones muy marcadas, lo que los hace bastante atractivos, especialmente aquella noche con el contraste entre el color de su piel y los pañuelos blancos, que daba al lugar un curioso misticismo. Cuando nos cansamos de dar empujones para movernos, intentamos salir por la iglesia; pero en un momento en el que se me ocurrió mirar a la izquierda, vi el sinnúmero de velas que de repente brillaban en la oscuridad, pues sin quererlo estábamos de lleno en la ceremonia del fuego. Las luces, la oscuridad, los cánticos, la alegría presente y mucho más hicieron que, por inesperado, aquel momento resultara uno de los más especiales que haya vivido aquí.

SONY DSC

Ceremonia del fuego sagrado en el monasterio etíope.

Todo esto hizo que pasara una Semana Santa digna de recordar y que espero repetir y mejorar el año que viene. Ahora echaré de menos ver la ciudad llena de rusos, controles de la policía por doquier (aunque pesados, los controles ayudaron mucho a que fluyeran con facilidad los ríos de gente por las pequeñas calles de la ciudad vieja), los desfiles de scouts y sobre todo la sensación de pequeñez que solo se siente cuando descubres y disfrutas de nuevas culturas.

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

 

 

SONY DSC

¡Felices pascuas!

Categorías: Posts | Etiquetas: , , , , , , | 4 comentarios

Año nuevo, tierra nueva

Imagen

La Cúpula de la Roca el 1 de enero del 2014

Es típico empezar el año que entra con tradiciones que en España difieren unas de otras, como adelantar el pie derecho, llevar algo rojo, algo dorado, brindar con champán, el concierto de año nuevo de Viena, los saltos de esquí, etc… Pero hay cosas que llegan al ámbito de lo sagrado: tomar doce uvas con las campanadas y que el día 1 de enero no sea laborable.

Hasta ahí normal, incluso parece algo sencillo y fácil de cumplir… al menos en España. Cuando estás viviendo en Jerusalén te das cuenta de que ya no salen las señoras a vender en la calle uvas el día de mercado como hace unos meses, así como de que en los supermercados ya no hay uvas, ¿y a qué se debe este secuestro de las existencias de tan preciado manjar? Pues la respuesta es más sencilla de lo que parece: ¡no es temporada de uvas!

Efectivamente, en la costa mediterránea, la temporada idónea para la recogida de la uva va desde finales de verano hasta principios de otoño, es decir, una costumbre implementada en España con un fruto que no es de temporada. Este hábito por tanto es factible en un país en el que las viñas son un cultivo significativo y muy extendido, pero no en Israel o en Palestina, un territorio con una superficie menor que la de Galicia, en donde la uva no es una fruta destacada (a pesar de que podemos encontrar multitud de frutas de esta tierra en los mercados españoles). Es decir, que es algo difícil de encontrar a finales de diciembre.

IMAG0422

El bien más preciado un 31 de diciembre

Viendo este panorama y caído en la tristeza y la desesperación, pienso en alternativas: doce dátiles (en cuyo caso el hueso es casi más grande que la uva), doce aceitunas deshuesadas, o, incluso, doce uvas pasas (que podrían dar el pego). Así que el 31 por la mañana “salí a por uvas” por Jerusalén; y finalmente, tras recorrer los supermercados y mercados de media ciudad, encontré en el mercado judío de Mahane Yehuda cajas con uvas, a unos 4 euros el kilo (a precio de oro).

Por tanto conseguí tomar las uvas a la una de la madrugada (00:00 hora española) en casa de unos amigos españoles viendo a Igartiburu y los programas cutres de año nuevo: el típico plan que siempre he denostado cuando estaba en España pero que veo aquí con cariño. Aunque cuando salió Bertín Osborne dije basta.

Por otro lado, en Jerusalén el año nuevo se afronta como un día más. Para los judíos es el año nuevo del calendario civil, no de su calendario religioso, por lo que las noches son por lo general tranquilas. La cosa cambia un poco en la parte árabe, desde donde salen fuegos artificiales a las 00:00 hora local, aunque tampoco son gran cosa. Y lo peor de todo: el día 1 de enero no es fiesta…

Aunque la normalidad del nuevo año se rompe con la llegada de España de una caja con un nutrido surtido de jamón, salmón ahumado, turrón, callos, el típico calendario de la ferreteria… Ay, ¡qué buena manera de empezar el 2014!

Surtido

20 días esperando esto desde España, ¡20 días! ahora es toooodo para mí…

¡¡Feliz año a todos!!

Categorías: Posts | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Jerusalén

Aunque iré colgando distintos viajes, quiero ahora que descubráis conmigo la ciudad que actualmente me acoge: Jerusalén.

SONY DSC

Desde hace siglos es considerada como el centro del mundo, título más que merecido. Es una ciudad sagrada para la mayor parte del planeta por un motivo o por otro, lo que hace que sea el lugar más importante para el turismo (sobre todo el turismo religioso). Esto implica que las personas que viven en ella sean sobre todo extranjeras (parecido a lo que es Mallorca para los jubilados alemanes) que vienen a disfrutar de la santidad del lugar. Sin embargo esta situación provoca una reacción en cadena: llegan turistas y peregrinos (muchos de ellos por un tiempo prolongado), esto hace que suban los precios de la vivienda (algo que ocurre en todo el país pero que aquí cobra más importancia), lo que hace que se construyan más viviendas, pero que como no hay espacio (porque Jerusalén no está situado precisamente en una llanura), acaban construyendo en el lado palestino en un intento de que bajen los precios, y ahí ya tenemos el problema.

Bueno, eso en cuanto a la población. Pero algo también importante es la geografía de la ciudad y sus alrededores. ¿Qué es lo que hace que esta ciudad haya sido tan especial durante casi toda su historia? ¿Acaso es su clima o sus llanuras? Pues no, y la verdad es que es una pregunta que se hace mucho el mismo que escribe estas líneas. Jerusalén está en una cordillera que la sitúa a unos 800 metros sobre el nivel del mar, con un suelo rocoso que no absorbe el agua (no apto por tanto para el cultivo), y con dos pequeños torrentes que portan al año la misma cantidad de agua que el río Mississippi en diez segundos. Además, desde el punto de vista económico, Jerusalén estuvo durante su historia apartada de la principal ruta comercial de la región, la Via Maris. Entonces, ¿qué llevó a David a conquistar la ciudad y a comenzar el poblamiento judío de la misma? Posiblemente, cuando el rey David la hizo su capital, no se imagino el tamaño que adquiriría siglos después.

SONY DSC   Sin embargo, sería su sucesor el que hizo la obra por la que fue tan conocida la ciudad: el gran Templo de Jerusalén. Este recuerdo (porque aparte de las escasas ruinas del mismo solo queda su recuerdo) es lo que coloca a Jerusalén en un plano más allá del material, en una unión de lo divino con los humano: según las distintas tradiciones, la ciudad posee una ciudad gemela en el plano celeste construida por Dios y que descenderá en el fin de los tiempos con un nuevo Templo; ocurra lo que ocurra, el cementerio judío más caro del mundo está orientado al templo, para que en el día del Juicio Final sean los primeros en ver este acontecimiento. Y no son los únicos, la llegada del mesías para los judíos está también relacionada con la reconstrucción del Templo (de hecho ya tienen una menoráh gigante de oro lista para ponerla en el Templo cuando esto ocurra, en la foto inferior), un hecho que es el acontecimiento central en el que esta religión basa su credo: no importa lo que sufran o los sitios de donde les expulsen, al final llegará el mesías, salvará al pueblo de Dios y se volverá a erigir el Templo.

SONY DSC

Por tanto, esto es una pequeña parte de lo que hay en esta ciudad: un polvorín que mezcla religión con historia y con política y que recibe con una mezcla de apatía y desencanto al viajero de diferentes costumbres y hábitos, pero con esa gracia de todos los lugares hostiles que, como el higo chumbo, por dentro están llenos de sorpresas: solo hay que quitar las espinas…

Categorías: Posts | Etiquetas: , | 7 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.